La pobre percepción de Starz sobre Outlander y su público

Señores, el nuevo responsable de Starz –o COO, delegado– ha entrado por la puerta grande tras la salida de Chris Albercht el pasado mes de marzo: creando polémica con sus declaraciones.

Antecedentes:

Como ya comentamos en un artículo anterior, Outlander es un producto de Sony, que contrató a la productora Tall Ship (Ron D. Moore y Maril Davis) para hacer la serie, y Starz es el canal de cable (de pago) que la emite en Estados Unidos. En junio de 2016, Lionsgate, plataforma global con un gran catálogo de contenidos, adquirió Starz, que para finales de ese mismo año se había convertido en subsidiaria.

Nos ponemos en situación:

Estos días se está celebrando el tour de prensa de la TCA, la Asociación de Críticos de Televisión, donde las cadenas y plataformas avanzan información a la prensa sobre la próxima temporada televisiva. Un día son los canales de cable, otro las plataformas, otro la CW…

Y ha sido en el panel de Starz donde su nuevo responsable, Jeffrey Hirsch, ha hecho unas polémicas declaraciones hablando de la nueva estrategia que seguirá la cadena de cable. Resulta que una de sus series, Counterpart, se ha cancelado y él piensa que le habría ido mejor con una mujer como protagonista:

“Hay muchos programas por ahí que tienen maravillosos protagonistas femeninos que sesgan al hombre. Tienes que ser muy cuidadoso. Lo que hemos visto con nuestra serie  Spanish Princess / White Queen  es que las grandes mujeres de la historia funcionan muy bien para esa audiencia. Nos apoyaremos en eso como un cuasi-género. Outlander se puede decir que es genial y a las mujeres les gusta porque es una cirujana que retrocede en el tiempo, pero también hay otro elemento, el “Eye candy” (el dulce para la vista) para la audiencia [hablando de Jamie] y a la gente le gusta cuando se quita la camisa. Tienes que ser muy cuidadoso cuando miras un fragmento de contenido y si realmente va a ser femenino o no. Y no es fácil. Lo bueno para nosotros es que el 65 por ciento de nuestro público en el programa son mujeres”.

Es curioso que empiece diciendo que hay muy buenas series con protagonistas femeninas que sesgan el papel masculino, con lo cual hay que ser cuidadosos, y luego reduzca el papel de Jamie al objeto bonito con el que nuestro público femenino se recrea la vista porque les encanta verlo sin camiseta. Parece que Hirsch vigila mucho su contenido, pero descuida las descripciones que hace de él. Y ésta ha molestado mucho a los fans.

Esta descripción de Outlander duele por varias razones:

La más básica es que es simplista, además de totalmente inapropiada. Y hay un ejercicio muy sencillo para comprobarlo y que se suele usar para evaluar de forma rápida si un contenido es machista, pero que también nos sirve en este caso: Si la situación que protagoniza una mujer te parece ridícula protagonizada por un hombre, lo más probable es que estés siendo machista.

En este caso, quien está siendo cosificado es Sam Heughan en su personaje de Jamie. ¿Qué pasaría si el comentario de “Eye candy” para la audiencia se estuviera refiriendo a Caitriona? Probablemente Hirsch se habría cuidado más porque su público es femenino y el feminismo está muy presente hoy en día en nuestra sociedad. Y si te quieres apuntar al carro, hay que defender a las protagonistas femeninas fuertes e independientes (que no es una queja mía, intento ponerme un poco en la piel de este señor).

Es algo que hemos criticado siempre de la estrategia de promoción de Outlander. Un personaje como Claire es maravilloso de ver en televisión, pero su presencia no tiene por qué menoscabar la de Jamie. Y el principal motivo es porque Diana Gabaldon no los escribió así, creo yo: Claire no niega la buena apariencia y atributos físicos de Jamie porque saltan a la vista pero, más allá de eso, ambos son personajes que viven una relación de respeto, apoyo y comprensión mutua y de forma muy equilibrada entre las partes, que es uno de los grandes atractivos de la saga, ¿no? La representación que hace Diana de su matrimonio.

Sin embargo, la estrategia de promoción de Starz se ha volcado siempre en mostrar a Claire como la mujer fuerte e independiente (que está muy bien) y a Jamie como el objeto, el highlander buenorro del que ella se enamora, obviando por completo las complejidades del personaje: su inteligencia emocional, su capacidad de liderazgo, su papel como padre de familia, el marido comprensivo que respeta la individualidad de su mujer… Y está visto que Hirsch no tiene previsto cambiar esta percepción. ¿Por qué? Personalmente creo que algo de lo que comentaba antes hay en este enfoque: el feminismo es tendencia, la mirada femenina vende y Starz se sube al carro. Y ojo que hablo de la estrategia de promoción de Starz; no estoy aplicando esto a la adaptación que han hecho los guionistas de la serie, que han convertido a Outlander en un referente por su mirada femenina a la hora de abordar guiones, por su forma de representar las escenas de sexo, etc, que se merecen todo el reconocimiento porque han sido una revolución en televisión.

Otra de las razones por las que duele especialmente esta visión simplista de Outlander es que llevamos cargando con ella desde que empezó a emitirse la serie y eso ha lastrado su trayectoria en el terreno de los premios. Desde el principio se la ha etiquetado como una serie para amas de casa, porno para señoras, el placer culpable que se ve a escondidas… Es decir, que muchos medios de comunicación han contribuido a alimentar la estrategia de Starz.

Y no hablemos ya de cuántas veces le han hecho a Sam la broma de qué lleva bajo el kilt y similares… Sam ya sabe que su atractivo es importante en esta industria, ¿pero no podemos ver ya más allá después de cinco temporadas? Sam hace un trabajo increíble representando la complejidad de Jamie, pero la industria no se ha molestado aún en reconocérselo, ignorándolo clamorosamente en premios como los Emmy o los Globos de Oro. ¿Quién se hubiera atrevido en el año 2015 a hacer una escena como la que comparte con Tobias Menzies al final de la primera temporada de Outlander? No sólo tiene un buen físico, es un gran intérprete que ha crecido mucho con el correr de la serie y que se ha mostrado valiente desde el principio abordando escenas como esa.

Sabemos que la serie es difícil de catalogar. Diana lo ha dicho siempre de sus libros, que nunca han sabido muy bien bajo qué epígrafe colocarlos en las librerías. Pero reducirla así es erróneo e injusto y hasta Diana ha dado a entender alguna vez lo diluido que está el papel de Jamie. Seguro que si fuera Juego de Tronos, se esforzarían más en encontrar los calificativos adecuados. Seguro que sus fans recuerdan la icónica escena de Daenerys en pie desnuda entre las llamas. Y sí, el atractivo de Emilia Clarke es innegable, pero ahí su personaje aparece empoderada, no como el “Eye candy” para el público masculino, ¿no?

Y repito: No nos estamos quejando del trabajo que se ha hecho con la adaptación de la serie, pues su mirada femenina a la hora de abordar temas hasta ahora más masculinos en televisión la han convertido en un referente. Cuestionamos la estrategia de promoción de Starz, que ha conseguido que la serie se catalogue de “porno para señoras”, lastrando así el reconocimiento que se merece en el terreno de los premios por parte de la industria.

Matt Carter hace una buena reflexión sobre cuál sería un buen enfoque promocional que coincide con lo que venimos comentando y es que todo es cuestión de equilibrio:
 “Si bien la idea de que Starz atienda a un público femenino inteligente es una idea fantástica, aún puede haber trabajo por hacer cuando se trata de elevar la promoción de sus series para que estén en ese mismo nivel. La solución es bastante simple: está bien resaltar a Jamie Fraser, pero haz que el amor por el personaje sea algo más sutil. Podemos admirar los atributos físicos sin un enfoque tan explícito en ellos. Permita que otros componentes brillen, ya que Sam aporta mucho más al personaje. Asigne esto a muchos personajes en otros programas y Starz se moverá en la dirección correcta”.

La tercera y última razón, pero no por ello menos importante es que este señor está simplificando a su público. Es un insulto a la inteligencia de la mujer. Parece que los patrones que se intentan cambiar en el público masculino se están repitiendo en el femenino.

Tradicionalmente –menos mal que vamos evolucionando–, la mujer ha sido el objeto decorativo de escaso valor intelectual que además necesitaba el permiso del hombre para cuestiones básicas. Todavía hay hombres que nos ven así, que se quedan con el cuerpazo y poco más. A nosotras también nos gusta comentar el cuerpazo de un hombre guapo, como es Sam en este caso, pero creo que la diferencia está en que además vamos más allá y nos interesa también el componente intelectual. Y hablo en general, hoy en día también hay hombres que ven más allá, pero tradicionalmente, el atractivo físico ha sido la baza masculina y la intelectual ha sido la femenina.

Ahora que estamos cambiando esos patrones, Hirsch parece perpetuarlos al aplicarlos a las mujeres. ¿Me explico? Si a ellos no les gusta que se generalice porque no todos tratan a la mujer como un objeto, ¿por qué nos iba a gustar a nosotras? Tanto ellos como nosotras sabemos apreciar el atractivo del sexo opuesto, sobre todo tratándose de actores y otras figuras públicas que asumen que su aspecto es parte importante de su trabajo y aceptan los cumplidos. No es malo apreciar la belleza, lo malo es no apreciar que además hay otros atractivos.

Según tengo entendido, Starz realizó encuestas entre sus suscriptores y se dio cuenta del peso del público femenino. Partimos de que una encuesta es una simplificación, vale, pero viendo las reacciones en redes, ¿a lo mejor deberían haber elegido una muestra más variada o mayor para preguntar? ¿Eran dirigidas o estaban sesgadas las preguntas? Si te preguntan qué personaje de Outlander te gusta más, muchos dirán que Jamie seguramente y otros tantos dirán que Sam es el principal aliciente para ver la serie. Si de ahí han sacado estas conclusiones…

Además, la clasificación de la que hablábamos antes excluye a los hombres que ven la serie, que también los hay y frena que más público masculino se interese por ella. Es evidente que la serie tampoco puede pretender llegar a todo el mundo y que tiene que tener un público bien definido, cuanto más concreto mejor, pero nos hemos pasado un poco, ¿no?

Como pobre “consuelo” nos queda saber que Hirsch tampoco es que haga muy buenas descripciones del resto de series de la cadena:
“Spartacus en realidad iba hacia la mujer. Black Sails  era un poco más equilibrado y con un sesgo más masculino. Pero  Spartacus  eran personajes femeninos que manipulaban a los hombres alrededor del tablero. Power tiene el 65 por ciento de público femenino. Si ves la serie, en la superficie, es un narcotraficante afroamericano de buen aspecto que intenta salir del negocio y es un programa masculino de pandilleros. Pero el verdadero núcleo de eso es que es una telenovela con un triángulo amoroso”.

Y como bien apunta Courtney Williams, Hirsch es el caballero de brillante armadura que ha venido a llenar el vacío de ese público de señoras a las que ninguna otra cadena se dirige y están desatendidas, así que él les ofrece el contenido con el que disfrutar al final del día ajustado a su nivel… Un poco paternalista, ¿no?:
“Parte de la razón por la que nos apoyamos en esta audiencia desatendida y en el enfoque femenino es porque otros no lo están haciendo. Al final del día, queremos ser un complemento de esos otros servicios con una estrategia de programación muy singular. Y hemos tenido mucho éxito hasta la fecha”.

Y hasta aquí la clase magistral de Hirsch sobre cómo cargarte a tu público en una sola entrevista.

Si queréis más sobre este tema, os recomiendo leer el artículo de Courtney Williams y también el de Matt Carter.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s